ASOCIACIÓN BETANIA

Historia

Orígen y evolución de la Asociación Betania

El día 24 de noviembre de 1989 un grupo de más de 40 personas firman el Acta Fundacional de lo que entonces dio en llamarse “Asociación Betania”. En origen, se trataba de un grupo parroquial que acoge y alienta el proyecto que les presenta Manuel Almela Bravo, párroco de San Antonio de Padua (Cehegín).

En la Navidad de 1990, Almela acoge en la casa parroquial al primer chaval toxicómano y en los primeros meses del nuevo año llegan cuatro jóvenes más. La ilusión del grupo colaborador inicial fue entonces esencial para impulsar un proyecto que, entonces sin ayudas económicas, llegaría a ser lo que es hoy.

El voluntariado y los apoyos se suceden (recordemos la donación de un vehículo por parte del grupo Mecano) y en agosto de 1991 la Asociación decide alquilar un dúplex en el Barrio de San Antonio, ampliando hasta nueve el número de personas que podían ser atendidas en Comunidad Terapéutica.

Elemento fundamental en la historia de Betania lo son sus colaboradores. Han sido muchas las personas y familias que han ofrecido su tiempo, su comprensión y su afecto y han mostrado todo su apoyo para mantener “la puerta abierta” a tantas personas que necesitan que alguien les tienda una mano.

En 1992 se recibe la primera subvención del Ministerio de Asuntos Sociales, lo que facilita la contratación de educadores, de una trabajadora social y de una cocinera, y en 1994 se establece un pre-convenio con el entonces Comisionado para la Droga de la Consejería de Sanidad. Desde ese momento, y hasta la fecha, se ha mantenido y renovado anualmente dicho Convenio con el Servicio Murciano de Salud.

En 1995, con subvención del Ministerio de Asuntos Sociales, se adquiere un terreno rústico y, tras ser catalogado como “Obra de Interés Social” por acuerdo de la Corporación Municipal de Cehegín, comienzan en noviembre de 1996 las obras del nuevo edificio.

El 8 de marzo de 2003 se inaugura el nuevo edificio de la Comunidad Terapéutica en el que se incluyen instalaciones y equipamientos que lo convierten en un Centro moderno y funcional. En ese momento se amplia el nº de plazas hasta las 17 actuales, lo que hace que sean, al menos, 34 los usuarios que se benefician anualmente y de forma gratuita del tratamiento de rehabilitación y reinserción en Betania.

El programa de Prevención se ve reforzado en 2005 con la firma de un Convenio con el Ayuntamiento de Cehegín para la instauración y desarrollo del denominado SIFA o “Servicio de Información, Asesoramiento e Intervención con Familias en Drogodependencias”. Este programa cuenta también con ayudas de la Consejería de Política Social, Mujer e Inmigración, del Ministerio de Sanidad y Política Social, de la Obra Social de Cajamadrid.

Desde 2008 Betania ha mejorado sus servicios de apoyo a la inserción sociolaboral, con la inclusión del Programa de Empleo con Apoyo gracias a la cofinanciación del IMAS, el Ministerio de Sanidad y Política Social y la Fundación La Caixa.