ASOCIACIÓN BETANIA

Feliz año nuevo 2020

Estrenamos nuevo año y renovamos nuestra ilusión y constancia de cara al trabajo que realizamos cada día con las personas que pasan por nuestra asociación.

Queremos compartir las palabras de un paciente que nos ha acompañado durante el pasado 2019 y que esperamos que sirvan de ánimo e ilusión para aquellas personas que quieran emprender ese cambio en este 2020.

“A aquellos que me enseñaron a dejar de vivir peligrosamente: mi gratitud.

Soy quizás el ser que más ha permanecido en Betania por la animosa mano con la que han mecido mi cuna, mi rebeldía y mi incipiente adicción, una mano que se ha vuelto dulce y entrañable a mis oídos y a mi alma.

Me he entregado a la sabiduría que se encierra en este lugar, al vaivén y trasiego de gente que me han tratado con amabilidad teniendo yo el corazón airado y confuso.

Sólo puedo expresar gratitud por la colaboración de todos para apartarme de mi pasión por el caos y la muerte.

Estoy francamente agradecido a esa persona que no hubiera arraigado de no caer en esta tierra fértil para los cambios personales…

Pido perdón a las personas que fueron fruto de mi ira, mi enojo o mi indiferencia.

Me espera una larga trayectoria de cambios y animo a aquellos que están más decepcionados, los que están vencidos por la negación a permanecer en esta casa, hogar impermanente donde si cada uno se esfuerza, los cambios afloran, como me ocurrió a mí.

Pido de nuevo perdón a las personas con las que fui cruel, a las que dañé con mi ira, pero mi corazón no tenía más espacio que para la negatividad.

Doy las gracias al personal de Betania y a mis cambiantes compañeros para que el cambio que se ha en mi corazón que rebosa hoy de gratitud.

A todos, mi cariñoso abrazo de estima, compasión y lealtad.”