ASOCIACIÓN BETANIA

Betania combate las drogas en las aulas de Cehegín

TwitterFacebookCompartir

Artículo publicado en el periodico LA VERDAD

120777104--624x458-kqSC--624x458@La Verdad

Ana Isabel Jiménez, en el centro, en una dinámica con alumnos. / A. B.

 

Zenón GuillénZENÓN GUILLÉNCehegín

El consumo de drogas se combate con prevención, y esta se tiene que sustentar en la formación y la concienciación de la población. Una realidad que tienen muy clara en la asociación Betania que, por segundo año consecutivo, lleva a cabo el programa ‘Movisífate’ con alumnos de los dos institutos de Cehegín con el objetivo de prevenir comportamientos de riesgo y, a su vez, fomentar las habilidades sociales. Esta iniciativa de la entidad terapéutica en el marco educativo, y en colaboración con el Ayuntamiento, se integra en una innovadora experiencia que se desarrolla desde el año 2005. Tiene como finalidad informar, asesorar e intervenir con jóvenes y familias que lo demanden, y que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad por motivo de determinadas adicciones, así como prevenir que puedan derivar en un problema mayor.

El plan ‘Movisífate’, coordinado por Ana Isabel Jiménez Romera, trabajadora social, terapeuta de Betania y responsable del Servicio de Información, Asesoramiento e Intervención en Adicciones (SIFA), atiende a los adolescentes de los institutos Vega del Argos y Alquipir ofreciendo y trabajando las habilidades sociales y la inteligencia emocional para que se enfrenten con éxito a los cambios y conflictos que se producen en su entorno, al tiempo que se refuerza su autoestima y se fomentan estilos de vida saludables. Además, se trabaja el autoconcepto y la autoconfianza; distintas modalidades de comunicación; prejuicios, estereotipos, entre otros.

En horario lectivo

La formación se realiza en horario lectivo con alumnos seleccionados por sus profesores tutores en coordinación con los técnicos de servicios a la comunidad (PTSC) que forman parte del departamento de Orientación de cada centro, considerando las necesidades que presentan estos alumnos así como sus propias demandas.

Este aula tiene una duración de ocho sesiones, si bien puede prorrogarse si las características de los alumnos lo requieren. En el último curso fueron atendidos, en total, 69 adolescentes y 26 familiares.